sábado, 3 de febrero de 2018

LAS TAJETAS POSTALES BELGAS CON PUBLICIDAD PRIVADA.



PUBLIBEL
LOS ENTEROS POSTALES 
BELGAS CON PUBLICIDAD 
PRIVADA 

Por José Ivars Ivars
A. F. de Calp




Primer E.P. de tipo Publibel que se puso
en circulación en 1933
Muchas veces el filatelista se va a enfrentar al momento en que en sus manos tenga esa pieza de la que no sabe bien, si le será útil para la colección, ó correrá el riesgo de que en caso de exponer con jurado, estos le digan que el material expuesto no se adapta al Reglamento, en este caso concreto, de Filatelia Temática. La mayoría de las veces, las dudas surgen por falta de información, la cual especialmente en temática ha de ser como el “pan nuestro de cada día”, porque cuanto más informado esté el filatelista temático, más y mejor podrá usar el material que vaya incorporando a su colección. Como se suele decir “….la información es poder…” y en Filatelia es además la herramienta necesaria para realiza r un buen trabajo.

E.P. Publibel 507. Empresa Bayer. Temática medicina
De todas las piezas que posiblemente generen esa incertidumbre ó duda, serán los Enteros Postales con reimpresión “Privada”, los que seguramente nos darán mayor quebradero de cabeza, si bien no en todos los casos sabremos que la impresión ó ilustración que nos interesa temáticamente está ó no está realizada con autorización del organismo postal, o bien es una impresión privada que puede situar dicha pieza en la tesitura de si usarla ó no usarla. Enteros Postales (E.P.) de iniciativa privada, sin duda los ha habido y hay en todo el mundo, y es muy conveniente que sea cual sea su origen, el coleccionista trate de informarse adecuadamente antes de dar el paso de incluirlo dentro de la colección.

Un caso muy singular que seguramente todos quienes leáis este artículo conocéis, son los E.P. belgas con impresión publicitaria privada y que se conocen con la denominación de: Enteros Postales “Publibel”. Fueron tantos y tan variados los que se hicieron, que en muchas ocasiones uno llega a pensar que tras ellos hubo un tipo (ó unos cuantos de estos) que se dedicó a dar forma a miles y miles de estos E.P., con una variedad temática descomunal. Pero nada más lejos de la realidad, y por ello vamos a conocernos un poco mejor.
 

E.P. Publible Sin numeración. Indicación alusiva al motivo
por el cual se realizan estas reimpresiones privadas:
 “A beneficio de los Desempleados….”
Se trata de unas postales en formato de “Entero Postal”, que en su parte frontal izquierda inferior, aparece una publicidad privada. Su venta se inició en 1933, y su origen se debe a razones de solidaridad con los trabajadores desempleados a causa de una grave crisis que el país belga vivió en los años 30 del siglo pasado. Posteriormente, la recaudación que la reimpresión de  estos E.P. producía, fue destinada íntegramente a gastos en materia Social. Su nombre, ó al menos la denominación por las que se conoce, “Publibel”, se deber a la empresa que los confeccionaba, PUBLIcité BELge, que era una Agencia Belga de Publicidad Postal, la cual llevó a cabo esta iniciativa, que estuvo en funcionamiento entre 1933 y 1984.
 

Prueba para que el anunciante diese
el visto bueno antes de realizar los E.P.
Durante todos los años en los que este sistema postal de reimpresión privada de los Enteros Postales Belgas estuvo a la venta, se realizaron cerca de 3000 modelos distintos, ó podemos definirlo como cerca de 3000 improntas publicitarias diferentes, si bien muchos estudiosos del tema, y dado que los primeros no llevaban número de control, afirman que cuando en 1984 dejaron de editarse, la cifra alcanzada superaba con creces los 3000 anuncios. Lo que sí podemos afirmar es que temáticamente es posible que no haya tema que escape de este tipo de E.P., ya que no solo se publicitó productos de consumo habitual, sino que también eventos y actividades formaron parte de este interesante material.


Otro tipo de Prueba para que el anunciante diese
el visto bueno antes de realizar los E.P.
Los E.P. PUBLIBEL, ofrecían al anunciante una serie de opciones a la hora de encargar este llamémoslo reclamo publicitario por correo, y así la propia Agencia de Publicidad ofrecía ó bien la venta de estar tarjetas pre-franqueadas en todas las oficinas de correo belga, ó bien únicamente en las oficinas de determinadas zonas que el cliente solicitada. Así pues, el anunciante recibía de la Agencia Publicitaría una cartulina, en la que en su parte inferior izquierda aparecía la publicidad de la empresa tal como iba a ser anunciada, y tras el visto bueno de la empresa. A estas piezas de muestra se les añadía la impronta “SPECIMEN” ó también “ANNULE”, aunque cabe la posibilidad de encontrar estas muestras sin ninguna impresión que las señale como tales.


E.P. Publible 491. Tiene la peculiaridad de que
 no aparece la inscripción PUBLIBEL
Una vez dado el visto bueno a la impresión publicitaria, a esta cartulina se le añadían los otros elementos propios de su naturaleza como eran los distintivos del Correo Belga, el sello con la tarifa aplicada, y otros elementos que han ido variando a lo largo de estos años de vigencia, y se ponía a la venta tal como hemos indicado, en las oficinas que el anunciante había solicitado. Se estima que fueron millones y millones de estas tarjetas las que se pusieron a la venta, dado que el anunciante podía optar por una cantidad mínima de 500 ejemplares, hasta cifras más altas, que rondaban los pedidos de 2.000.000 de ejemplares.

Temáticamente, una vez tengamos una de estas piezas acordes a la colección que estemos llevando a cabo, y puesto que hemos dicho ya anteriormente que la “información es poder” y será lo que nos ayude a mejorar nuestro trabajo filatélico, debemos conocer algunos aspectos interesantes de estas tarjetas pre-franqueadas. Tenemos pues, y así lo hacen constar estudiosos de las mismas, 2 tipos de tarjetas según sus dimensiones. El primer tipo que llamaremos “A”, la vamos a encontrar con unas dimensiones de 140x90 mm ó 139x89 mm, y corresponden a las editadas antes de 1951. A partir de 1951, las que llamaremos tipo “B”, cambian ligeramente su formato y pasan a medir 148x104 mm. Además y aunque no se ha establecido como norma general, la cartulina utilizada era de color crema o amarillo claro para las tarjetas cuya tarifa fuese para el interior de Bélgica, y cartulina azul ó verte para las tarjetas con destino el extranjero.



Ejemplo de una misma publicidad con la variedad
lingüística característica de estos enteros postales.
Nº 2726 NF (holandés-francés).
Nº 2725 FN (francés-holandés) y Nº 2724 N (holandés)
Por lo general las tarjetas Publibel las vamos a encontrar con su correspondiente numeración, aunque esta numeración no se puso sobre las tarjetas desde su inicio, sino que vamos a encontrar con el número 210 la primera tarjeta Publibel con numeración, dato que no está del todo confirmado puesto que únicamente una catalogación (sin imágenes), obra de Ludo Thomassetti de cuyo catálogo se hicieron varias reediciones (1995-1998 y 2003, habla de este dato.


E.P. tipo PUBLIBEL, para una colección
de temática Fotografía
Uno de los detalles que más puede agradar al temático es el referido a que el anunciante, podía elegir en qué idioma se realizaba la impresión de su producto. En Bélgica se hablan varios idiomas como lenguas oficiales y coloquiales, y si observamos detenidamente este material, en algunos de ellos encontraremos al lado del número de registro (ó numero de anuncio), unas letras que nos indicaran lo siguiente: F (francés), N (holandés), y también FN (francés y holandés) ó NF (holandés y francés). Incluso en algunas contadas ocasiones se utilizó el alemán (A). Este hecho hace que muchas tarjetas las vamos a poder encontrar con esta variedad lingüística, y el temático ha de estar atento para incorporarlas a la colección si así le fuese posible.

Con  la unificación de las tarifas en 1984, donde las cartas y las tarjetas postales pasaron a tener una misma tarifa, y ya no resultaba rentable para las empresas anunciantes, este tipo de soporte publicitario, dejaron de realizarse, pero en todos esos años, fueron cientos los temas que a través de estos Enteros Postales Publibel vieron la luz. Se calcula en más de 500 los grupos de temas que podrían tratarse con este material, y son muchos los filatelistas que han dedicado su esfuerzo y tiempo en poder mostrarlos, sin una catalogación (que sepamos). A través de internet y especialmente en los grupos temáticos, se pueden visualizar cientos y cientos de piezas que seguramente muchas de ellas te vendrían bien en tu colección.

 

No solo existían variedades lingüísticas, sino que el tipo de
cartulina (color) variaba según el destino de la misma.
Color Crema correo Interior.
 Color Azul correo internacional.

Ahora ya sabemos un poco más de este material belga tan temático. Si alguien dispone de más información, seria muy interesante poder conocerlo puesto que este material es muy adecuado para toda colección temática.

Saludos cordiales amigos y amigas TEMÁT@S.

No hay comentarios:

Publicar un comentario